Ventajas del transporte intermodal



Lunes, 9 Abril, 2018

El transporte intermodal es uno de los métodos más utilizados en comercio internacional gracias a facilitar las operaciones y control de costes. Además, el transporte intermodal utiliza Unidades de Transporte Intermodal (UTI), con lo cual es mucho más práctico, seguro y eficiente. 

 

¿Por qué el transporte intermodal es cada vez más utilizado?

Uno de los principales motivos del auge en transporte multimodal ha venido determinado por características desfavorables en el tradicional transporte por carretera, marcado por el aumento del precio del combustible, la escasez de conductores y la limitada capacidad de los camiones. 

Por otra parte, la mejora de las infraestructuras, el replanteamiento de las estrategias logísticas y el ahorro de costes ha impulsado la combinación de diferentes modos de transporte mediante una única unidad de carga.

 

Ventajas del transporte intermodal

A continuación detallamos las ventajas del transporte intermodal empleado en Transportes F. Ramos:Transporte intermodal

· Mayor seguridad: Al utilizar una misma unidad de transporte, se disminuyen los riesgos del trasbordo. 

· Mayor agilidad y rapidez: El hecho de ahorrar tiempo en el trasbordo hace que se reduzcan tiempos de espera, se eliminen tiempos muertos y como consecuencia, el transporte final sea más rápido.

· Menor coste en la operación total del transporte: Se aplica la combinación de transporte más eficiente en cada caso.

· Menor burocracia: Al disponer de un solo porteador que gestiona toda la operativa durante el transporte se reduce la burocracia, se simplifica el papeleo y se reducen los controles, siendo más cómodo para el usuario.

· Posibilidad de agrupar cargas: El transporte intermodal permite agrupar cargas, favoreciendo nuevas oportunidades comerciales.

· Menor riesgo de pérdida o robo: Dado que la carga va cerrada desde el inicio hasta su fin, se reducen todos los riesgos propios de los puntos intermedios.

· Mejora del seguimiento de la mercancía: El control de la mercancía se mejora gracias al intercambio electrónico de datos o EDI.