El agente transitario y sus ventajas



Miércoles, 28 Agosto, 2019

¿Sabes qué es un agente transitario? Se trata figura es muy importante para organizar el transporte de mercancías internacional. En el siguiente artículo te explicamos sus funciones y las ventajas de contratarlo.

El agente transitario, también llamado agente de carga, es aquella persona (física o jurídica) responsable durante el transporte internacional de mercancías, con el objetivo de que se lleve a cabo de manera segura, eficiente y rentable. El agente transitario, por lo tanto, actúa como intermediario entre el importador, el exportador y las empresas implicadas en el transporte.

Entre las funciones que realiza el agente o empresa transitaria se encuentra planificar, tramitar y gestionar el transporte de mercancías entre aduanas. Además, esta persona se encarga de realizar todos los trámites sobre documentación, proceso, seguros y gastos de transporte.

 

Ventajas de contar con un agente transitario

El agente transitario facilita el envío tanto para el importador como para el exportador. Esto se traduce en una serie de beneficios:

  • Asesoramiento sobre la alternativa más rentable y eficaz.
  • Preparación y presentación de la documentación requerida para la exportación.
  • Realización de los trámites para empaquetar, estribar y cargar la mercancía.
  • Gestión con agentes de aduanas en el extranjero para asegurar el cumplimiento de las normativas.
  • Simplifica el proceso y las gestiones y puede acceder a mejores precios.

Como se puede comprobar, la actuación de un agente transitario es fundamental para garantizar el correcto traslado de mercancía de un país a otro. Este proporciona una mayor seguridad a la hora de evitar contratiempos, así como elaborar un presupuesto con mayor exactitud.

 

Tipos de agentes de transporte

 Según las funciones a realizar durante el transporte de la mercancía, existen diferentes tipos de agentes transitarios. A continuación denominamos las diferentes clases:

  • Operadores de transporte multimodal (OTM): incluye todos los trámites y operaciones necesarias desde el lugar de origen hasta el destino. Este tipo de agente es capaz de coordinar todos los medios de transporte necesarios para llevar a cabo la transacción.
  • Agentes de transporte aéreo: Gestionan las expediciones de mercancías de las aerolíneas, generalmente de larga distancia. Esta persona debe ser miembro de la IATA.
  •  Agentes de transporte por carretera: Son los intermediarios que actúan entre los porteadores y los expedidores, responsables del transporte de mercancías por carretera.
  • Agentes portuarios: Actúan en aeropuertos, puertos marítimos y terminales de carga, con lo cual se responsabilizan del traspase de la mercancía de un modo de transporte a otro.
  • Agentes de carga: Actúan como agentes de los armadores, responsable de la gestión operativa del buque. Esta persona entrega y recibe la carta durante el transporte marítimo.

Para más información, la figura del transitario está regulada en España por la Ley 16/1987 de Ordenación del Transporte Terrestre, LOTT, desde 1987.